Hola! algunas personas no se animan a decir lo que sienten y lo callan, lo callan hasta que algún día explotan, otras como yo siguen siendo cobardes pues tampoco lo dicen pero lo escriben como en éste blog.Estas son mis fantasías, mis pedidos,mis deseos que ojalá y Dios mediante alguna vez se cumplan,no todos pero algunos no estaría nada mal
Luna

lunes, 21 de enero de 2008

Te fuiste...

Todavía me acuerdo de la primera vez que me lleváste a tu casa, allá en Nogoyá.. me agarré fuerte de tu mano.Me daba miedo el tema de cruzar el río en lancha...pero yo igual quise ir.
Ya extraño nuestras tardes de mate y tortas fritas y las charlas interminables que teníamos...erámos nosotras dos, con vos podía hablar de todo.Atus años eras una abuela moderna que entendía muy bien que los tiempos cambian, y que los chicos crecen y a veces, no como sus padres quieren...
Hoy los años te han jugado una mala pasada y se te vinieron todos encima...hoy te fuiste y me dejáste, no pudiste escaparte de la parca, como vos le decías,hoy te ganó.
Ay!, mi querida abuela...cuánto que nos quedó pendiente!!
Cuántas historias te faltó contarme, ya no me esperarás con el mate preparado con azúcar quemada y ésos yuyos tan ricos que sólo vos le sabías poner...
Ay, mi viejita linda como te voy a extrañar!


Con amor Luna...

2 comentarios:

Azul... dijo...

Lunita, lo siento tanto!
Cuando la tristeza apriete de más, piensa en todo lo que tu abuela te sembró y que debes mantener vivo, así ella seguirá aquí a través de ti...

Te abrazo fuerte, bonita...

Angela Teresa Grigera dijo...

Luna, llegó a tu cielo y tu pst tb habla de una partida, dolorosa por cierto, yo me crié con mi abuela, fue pañuelo para mi llanto, caricia para mi dolor, risa en largas tardes acompañandonos, se fue sin que pudiera decirle cuanto la amaba, sin acariciar su mano por última vez, así son las distancias, nunca se llega en el momento preciso, tal vez por eso el dolor fue más grande, ahora se fue de mi vida un ser especial, un ser lleno de amor y un amante de la vida, dignamente se fue sin decir una palabra, sin nombrar la muerte, convencido de que al final ella es la que manda. Son dolores diferentes quizás, pero dolores que calan el alma. A veces pienso que no se fueron y me estan esperando, que solo adelantaron el viaje, otras la soledad es más impía y me revela. Pero la mayoria de las veces me siento elegida, privilegiada por haberlos amado, conocido, comparetido con ellos mi vida, y le doy gracias a Dios por eso. Te dejo un beso y mi agradecimiento por pasar por mi el lugar dedicado a su amor, a él mi querido Ernesto.

Sigo leyendo tu blog, crero q será un buen lugar para visitar.

Con mucho cariño te dejo un beso

Angela